Todos los poetas son maricas

Conmoverse hasta el llanto por un atardecer de coruscante sol; Sentir que lo más bello y suave del mundo es el pétalo de una rosa; Dedicar un soneto incomprensible a la mujer que se ama para conquistar su corazón. ¿Acaso son estos los verdaderos sentimientos  de un hombre? ¿Es realmente varonil sentir estas cosas?

El atardecer no tiene nada de bello y ocurre todos los días; no es algo hermoso, sino simplemente el fracaso diario del sol en su intento por permanecer eternamente en lo más alto, intento que reanudará tercamente a la mañana siguiente con el mismo resultado. En vez de llorar por ello, el poeta que lo contempla haría muy bien en retirar su vista de allí, pues de seguir con ese sentimentalismo estúpido la ceguera lo cogerá a los 40 años y no a los 80, como es natural.

El pétalo de una rosa no tiene nada de suave; lo que sucede es que sus espinas son demasiado pequeñas para lastimarnos. Pero que intente un insecto pequeño posarse en ella y ya verá su sangre correr cuando sea atravesado por esas mini-espinas asesinas que necesitan matar para alimentar la flor.

No es la flor un adorno del árbol ni de planta alguna; es simplemente el órgano sexual del que se vale para atraer al sexo opuesto por la afortunada intermediación de los picaflores, abejas, y otros bichos que se encargan de llevar y traer el polen,  lo que en los humanos equivaldría a los fluidos sexuales. La flor es al árbol lo que la minifalda es a la mujer, o el colorete, o la pestañina, o un vulgar escote, y su función es exactamente igual: atraer al macho para que la fertilice.

¿Poesías para conquistar a una mujer?  ¡Nada más lejos de la realidad! La mujer no quiere un hombre para que le recite versos hermosos sobre las estrellas, o para que le describa el orden perfecto del universo ni para que le enseñe que el corazón es el órgano más importante de los humanos. La mujer quiere un hombre que le arranque salvajemente la ropa, la tire al suelo y le haga ver esas estrellas; El orden del universo le importa poco y prefiere el desorden de una cama después de fornicar a gusto. En cuanto a la importancia de los órganos, no creo necesario dar el nombre del que para ellas es, de lejos, el preferido.

No entienden la métrica ni el ritmo de las palabras; prefieren los gemidos y aullidos semisalvajes que brotan del acto sexual a la inspirada y bien pensada fraseología de un poema, y el único ritmo que disfrutan es el del macho que tienen encima y que no puede desfallecer hasta que ellas se lo permitan, so pena de ser echado a arañazos y gritos vulgares.

Pero, si a las mujeres no les gusta la poesía, ¿Por qué  los poetas siguen insistiendo en dedicarles sus poemas? La respuesta es sencilla:

 

¡¡¡LOS POETAS DEDICAN SUS POEMAS A LOS HOMBRES!!!

 

Porque sólo los hombres los comprenden y tienen en su alma la grandeza necesaria para sentirlos y conmoverse con ellos. El corazón del hombre es sensible hasta el extremo y su intelecto rebosa de alegría tanto frente a una compleja ecuación como ante un verso bien pensado y salido del alma de un poeta inspirado.

¿Quién, que haya leído el “DE PROFUNDIS” no ha sido impresionado por la grandeza incomparable de la expresión sentida de un alma enamorada, desilusionada, triste y despechada? Y no fue precisamente a una mujer a quien Oscar Wilde dedicó aquella obra inmortal de la poesía universal.

El que haya leído los imperecederos versos de García Lorca, en los que abunda la sangre derramada, tanto por los toros muertos en el ruedo como por los duelos de salvajes gitanos enardecidos por la pasión, notará su admiración no disimulada por la fuerza bruta de la que él carece pero que envidia en los que la poseen.

No es necesario prolongar la enumeración de ejemplos como estos, pero la cuasi-infinita lista incluye nombres tan ilustres en el idioma español como Jacinto Benavente, José Lezama Lima, Juan Goytisolo, Luis Cernuda, Vicente Alexaindre, y en otras lenguas como André Gide, Marcel Proust, Herman Melville, Mishima, Rimbaud, Verlaine, Thomas Mann y Walt Whitman.

No es esta una crítica a la poesía ni a los poetas, sean cuales sean sus inclinaciones sexuales. Los hombres amamos la poesía y admiramos a los poetas, pero por desgracia algunos carecemos de la sensibilidad necesaria para apreciarlos a todos. Algunos logran conmovernos, otros no; simplemente no comprendemos sus versos, para otros tan claros y puros, o simplemente no nos llegan al alma por estar ésta dedicada a otras labores. O tal vez instintivamente sentimos que algún poeta cacorrón está tratando de conquistarnos.

Para terminar, les confieso que admiro al que, no siendo poeta, logró en dos escasos renglones plasmar este bello pensamiento que para mí constituye el mejor poema jamás escrito:

 

ÉRASE UNA POESÍA SIN TÍTULO

A LA QUE FALTABAN TAMBIÉN LOS VERSOS

AUTOR: Sapofóbico

Anuncios

4 comments

  1. Poesía Chico · 28 Days Ago

    No sé qué decir al respecto. Es un escrito misógino que es más bien elaborado desde muchos prejuicios que desde la poesía misma que es lo que deberías partir. La poesía escoge a los poetas (seres humanos) por su sensibilidad y apreciación a la belleza en la existencia. ¿Cómo puedes sostener que una mujer no puede percibir lo mismo y ser acreedora del mismo título, qué hay de Alejandra Pizarnik, al menos has leído algo de ella?

    No seré yo el qué te convencerá, sino el tiempo, qué es un servidor de la poesía. Sí bien muchos poetas fueron homosexuales no lo deberías ver como “maricas” sino que tal vez hay que pensar mejor en las cualidades que posee un homosexualidad con relación a la poesía. Tal vez te asombres. En sí mayoría son hombres que han dejado huella y no odio como sí lo ha hecho el heteropatriarcado.

    He leído los textos y autores que cita pero está muy forzado tu escrito, ¿a dónde te lleva tu escrito, a confesar o dejar ver una homosexualidad reprimida? Tal vez me estoy equivocando pero me resulta confuso el texto.

    Me gusta

    • sapofobico · 27 Days Ago

      En general me gustó mucho su comentario, pues demuestra un conocimiento profundo del arte de la poesía y de la vida de los poetas. Pero debo hacer un par de comentarios al mismo, por supuesto sin ánimo de polemizar ni prolongar esta diferencia de opiniones.
      1) La conclusión a la que llega, al tratarme de homosexual reprimido, no está a la altura de lo que inicialmente expresó con elegancia. Simplemente porque no le gustó, no debería atribuirme inclinaciones que nunca sentí, ni siento, ni sentiré. Pero le aclaro: si yo lo fuera, no se me pasaría por la mente reprimirlo. le daría rienda suelta con todo el entusiasmo y públicamente, como hago con todo lo que me gusta.
      2) Habla de un escrito “misógino”. De nuevo cae en el error de considerar un punto de vista diferente al suyo como una equivocación, o una abominación. Simplemente creo que los sexos deben complementarse y no competir en el mismo campo. Una pareja será feliz cuando el marido se encargue de ciertas labores y la mujer de las demás. Si ambos hacen lo mismo, siempre faltarán cosas por hacer.
      No soy misógino, simplemente creo que la mujer debería dejar que el hombre haga lo que su intelecto le señale como correcto y dedicarse a lo que realmente va con su naturaleza: criar a los hijos, satisfacer sexualmente a su marido (y a ella!), barrer, trapear y cocinar.
      En cuanto a la palabra “marica” no ha sido usada en sentido peyorativo. Simplemente mi lengua nativa es el español y en vez de usar el anglicismo “gay” o el eufemismo “homosexual”, usé la más común en nuestro idioma y en nuestro país.
      Y para terminar, le dejo esta frase de Federico Nietzsche (este sí, un misógino confeso): “La mujer que se dedica a escribir, aumenta el número de libros, pero no el de escritores”.

      Me gusta

      • Poesía Chico · 26 Days Ago

        Muy contrario a ti yo no busco impactar al público o lectores con el fin de escandalizar o atribuirme una importancia que no sería humilde ni inteligente hacerlo. Los poetas son genios pero no con el animo de ser reconocidos, sino más bien sentidos. Con respecto a 1, con “no debería atribuirme inclinaciones que nunca sentí, ni siento, ni sentiré” haces de manifiesto la perspectiva que tienes con relación a la homosexualidad, palabras después lo tratas de justificar con que si estuvieras en diferente interés sexual no lo negarías y lo vivirías plenamente, entonces te pregunto ¿por qué lo que escribes no concuerda con el mensaje que pones a tu entrada? y no te contestó porque “no me guste” sino porque lo que piensas es un odio socialmente distribuido amparado sobre absurdos que sólo hacen de este mundo algo peor. Algo que todo escritor debería de tener muy presente antes de sólo hacerlo por moda o búsqueda de reconocimiento.

        Con relación a 2, las expresiones que refieres como naturales caen en lo que se llama misoginia, que no lo hayas investigado y sólo te limites a teclear es distinto. Primero investígalo, analízalo y concluye. Ambos sexos son iguales, parte de la existencia que a diferencia de los órganos sexuales que sirven para lo mismo se nos clasifica, pero en funciones todos podemos puesto que la razón es algo propio de la humanidad.

        3. ¿Cuál es la fuente completa de la frase que citas de Nietzsche? Ahora bien, me comienzo a dar cuenta de que sólo eres un vato pedante y superficial que por unas cuantas lecturas de filósofos como Weininger, Schopenhauer… que has hecho y que éstos tenían un tipo de pensamiento en contra de la humanidad (lo que incluye a las mujeres) ya crees que es lo que debes pensar y sólo repetir como un periquito.

        Me gusta

    • hablemosdelmundoblog · 27 Days Ago

      Hola Poesía Chico. Como te puedes dar cuenta este blog recibe notas de personas diferentes, con perspectivas diferentes y con notas completamente diferentes (En este blog creemos en la libertad de expresión), quienes son responsables individualmente por el contenido para todos los efectos (propiedad intelectual, polémica etc.,). En nombre del equipo de este blog agradecemos tu visita y tu comentario. Hasta una próxima oportunidad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s